Descubrieron una escultura y placa del primer rector de la UNSL electo democráticamente

16/06/2017

Luego del homenaje en el despacho rectoral los eventos en conmemoración al ex rector Lic. Alberto Puchmüller continuaron en la explanada principal de ingreso al edificio Rectorado con el descubrimiento de una escultura y placa recordatoria, obra de la artista Norma D´angelo de Cornejo

En distinción a su trayectoria y entrega de vida al crecimiento universitario, el Consejo Superior de la UNSL aprobó en mayo de 2016 la conformación de una Comisión la cual trabajó durante un año para rendirle homenaje a la memoria de Puchmüller con la colocación de un busto y placa en la explanada principal del rectorado. Este proyecto fue impulsado por miembros de los consejos Directivos y Superior por el Claustro Nodocente y por la Asociación del Personal Universitario (APUNSL).

Puchmüller asume como el primer rector de la Universidad Nacional de San Luis electo democráticamente, a través de la Asamblea Universitaria, en el año 1986 suceso que marcó un hito de crecimiento sostenido. Estuvo al frente de la UNSL como máxima autoridad durante cinco periodos rectorales.

Durante el acto, al que participaron autoridades universitarias y municipales, docentes, nodocentes, estudiantes, familiares y amigos del ex rector Puchmüller, el secretario General de APUNSL, Tec. Alberto Geraiges  expresó que el acto no hizo más que recordar parte de la gran obra que tuvo este soñador y líder político. “Él era muy amigo de los trabajadores nodocentes (…) A diez años de su fallecimiento “el alemán”, todavía sigue convocando”, dijo.

En mayo de 1988, en Asamblea Universitaria, Puchmüller apoyó la incorporación de los trabajadores Nodocentes con voz y voto en el Gobierno de la Universidad. “Hay un concepto por el cual todos los trabajadores nodocentes lo recordamos con mucho cariño. Alberto fue el rector que nos permitió tener participación en el Gobierno universitario”, remarcó.

También se dirigieron al público dos amigos y colaboradores de sus gestiones, Edgardo Spuri y Marcelino Iglesias. “Vengo en honor de viejas batallas”, dijo Spuri quien remarcó que “el alemán”-como él lo nombraba- dio su vida por esta Universidad. “No hubo nada más importante para él que esta Institución y creo que la mejor forma de homenajearlo es manteniendo en alto sus ideales y sueños”, subrayó.

Por su parte, Iglesias sostuvo que hoy se homenajeó a su amigo. “Lo conocí en el año 1972. Ahí estaba él en sus cátedras, siempre destilando su amor por la Universidad que soñaba, en ese entonces Universidad Nacional de Cuyo (…) Si alguno quisiera ponerle un título a la vida del Alberto se podría plagiar el título del libro póstumo de Neruda “Confieso que he vivido”, porque Alberto vivió toda su vida en derredor de esta institución”, concluyó.

Algunos años atrás

Alberto Puchmüller se destacó en su actividad profesional dado que fue quien montó el primer Laboratorio en San Luis de Radio-Inmunoanálisis. Fue un estrecho colaborador durante la gestión del primer rector de la UNSL, el Prof. Mauricio López, desempeñándose como Director Organizador del Departamento de Asistencia Médico Social Universitario (actual DOSPU). También fue delegado organizador de la Mutual Universitaria, y Secretario de Asuntos Estudiantiles y Acción Social.

Durante el proceso militar fue expulsado de la UNSL por su compromiso con la militancia. En 1984, cuando se normalizaba la situación institucional, se le restituye el cargo de docente que ocupaba desde 1976.

Se definió claramente a favor de los intereses populares durante su juventud, asumiendo la conducción del movimiento estudiantil. Así lo entendió Mauricio López cuando lo convocó a formar parte activa de un proyecto transformador abortado por la dictadura militar; y también así lo interpretaron sus colegas cuando pusieron en sus manos la tarea de organizar y conducir el primer Gremio que los representa.

Galería de fotos